estadisticas

sábado, 8 de marzo de 2014

A Ubiña por la "Norte directa"


7º marca en el termómetro cuando llegamos a Tuiza. La brisa cálida  que nos recibe al apearnos del coche  comienza a anidarnos malos augurios en la cabeza, la nieve hoy va estar como sopa.
A las 7´30h salimos por la parte alta del pueblo camino del refugio del Meicin. Me acompañan Pedro, quien inspiro la ruta para la jornada y Javier al que hemos logrado recuperar del lado oscuro y es que no se que ocurre que cuando el montañero conoce mujer, la montaña y los amigos pasan ya no a un segundo, sino más bien, desaparecen de la pantalla del radar.. 
Cuando cruzamos por la portilla baja ya un  torrente de agua de deshielo y Ubiña se nos muestra completamente vestida de un blanco radiante.


Cuando alcanzamos el Meicin  paramos únicamente para quitarnos ropa y echar una breve mirada a la Peña. Es ya bastante tarde, así que dejaremos la visita al refugio para la vuelta.
El cono de deyección de la rampa de entrada a la "Directa" se ve saturado, se aprecia que ha purgado la nieve recién caída. El resto del recorrido se observa cubierto, sin asomo de resaltes en roca.


La aproximación por el valle de Covarrubia abriendo huella es un autentico ejercicio de masoquismo. Por los Joyos de la Cabra mejora notablemente la nieve y con ello nuestros ánimos. La alegría dura poco en casa del pobre que se suele decir, al faldear bajo la pared norte en busca de la entrada a la vía, abrir huella es ya un trabajo de trinchera.


Deseperados barajamos el abandono y curar nuestra frustración con unas cervezas en el refugio. Pero una vez aquí, al menos arrimarnos al resalte de entrada a ver si suena la flauta y la cosa mejora. Dicho y echo, el resalte (65º) cubierto y con una calidad de nieve bastante aceptable. Tras superarlo, comenzamos el ascenso por la vira (45º). El croquis ha quedado en el coche y no localizamos la cueva característica donde se monta la 1ª reunión. Tapada sin duda por la gran cantidad de nieve se acumula pegada a la pared.


Tiramos a tope de cuerda hasta el segundo clavo que localizamos, que reforzado con un extra-plano será nuestra primera reunión.


 En la salida del 2º largo la nieve esta inestable, diez metros más arriba vuelve a mostrarse compacta. La pendiente aumenta ligeramente (50º). Tiramos de nuevo hasta que se acaba la cuerda,


 saliendo en ensamble hasta alcanzar una pequeña cueva donde montaremos nuestra segunda reunión sobre dos friends(camalots 0´5 y 0´75).


Justo encima de la cueva esta el paso en mixto (M3) que da acceso al embudo. En esta ocasión se encuentra completamente cubierto y no presenta dificultad alguna.


Al asomarnos al corte, contemplamos con satisfacción que no es necesario rapelar al embudo,  es chapar la reunión del rapel y destrepar  tranquilamente hacia él.


  Salimos del embudo por un corredor de tapines verglaseados (70º/75º) donde casi a su fin montaremos la tercera reunión, en esta ocasión sobre dos clavos ya instalados en su margen derecha.


El ritmo de ascenso es tan rápido que estas alturas ya han desaparecido todas las dudas  que albergábamos y confiamos en tener ya la vía en la saca.


Unos pocos metros por encima de la reunión, un corto resalte en hielo (75º) protegido con un clavo


nos da acceso a una amplio campo de nieve (45º). Lo cruzamos en vertical y montamos la reunión en un clavo que reforzamos con un buen cuerno de roca.


 A partir de aquí solo nos resta o bien ir enlazando  fáciles canales (maximo60º) con tendencia a la derecha para salir a la cima o como detalla Fernando Calvo en su magnifico Blog  Guias del Picu una opción con más sustancia es coger  un corredor (55º) que parte a la izquierda hacia una hombro. Nos decantamos por la segunda.
 Tras franquear el hombro, realizamos una corta travesía en descenso a buscar un corredor en cuyo inicio encontramos un corto resalte de hielo (70º/75º).


 superado este resalte, el corredor se ensancha y decae en su inclinación (45º/50º)


 A su fin montaremos reunión lazando un gran bloque. Desde este punto podemos alcanzar por la izquierda cómodamente en apenas 10 metros la cresta Este.


Pero probamos suerte por una goulotte (75º en su salida) a la derecha que cuenta con buen hielo y que nos permite protegernos con tornillos de 16 cm. Alcanzando por esta poco después la cresta un centenar de metros por debajo de la cumbre.  


Unos instantes después  festejaremos el triunfo a nuestra perseverancia en el punto más alto de la Peña.  De agradecidos es reconocer que hemos encontrado nuestro recorrido en inmejorables condiciones, con menos nieve y los resaltes en roca al descubierto, la vía puede ser otro cantar.
Con un cielo totalmente despejado, sin una sola nube en el horizonte, nos tomamos un respiro para disfrutar de las fantásticas vistas que se nos ofrece a lo largo de toda la cordillera, desde los Picos a la montaña palentina mientras reponemos fuerzas con un pequeño refrigerio. 


 La cumbre como era de esperar en un día como hoy, se encuentra concurrida. Una cordada de tres avanza despacio por "Elixir", otros ganan la cresta por la normal y un par de cordadas están finalizando por la Norte clásica.
A nuestro lado, unos compañeros de afición dejan sembrado el suelo de mondas de naranja (todavía los hay que piensan que se las comen los pajaros) mientras otro, algo más espabilado, se deshace de su cascara de plátano lanzándola sin ningún reparo hacia la salida de la Norte Clásica. Impactando esta para su sorpresa sobre un primero de cuerda portugués que en ese momento asomaba a la cumbre. Al que sin ponerse colorado pide disculpas mientras este último se acuerda de parte de su familia, en una escena digna de Buster keaton.
 Y pienso yo, si ya se que lo dudáis pero a veces lo hago, tanto cuesta meter nuestros restos de comida en una bolsa y bajarlos al valle.
 Poco después comenzamos nuestro descenso por la canal Este. A estas alturas la nieve esta tan inconsistente y húmeda que mejor que los crampones nos serian más prácticas unas aletas de bucear para el descenso..
Acabaremos la jornada, haciendo una visita a los nuevos guardeses del Refugio delMeicin, una agradable pareja con la que intimar sobre la jornada mientras saboreamos unas cervezas, que hoy, merecidamente nos hemos ganado. 





12 comentarios:

  1. Os vimos pasar desde el refu por la mañana !
    Guapa via y guapo dia , que guapo el monte !!
    gracias por tus palabras Tocayu... La info es buena que circule y todos los blogs ayudan y este mucho!
    un saludu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya por dios... pa una vez que no paro en el refugio a la subida, lastima.

      Eliminar
  2. A ver ahora si sale....
    O sea que estuvisteis todos por alli y yo no vi a nadie... caguentoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Onde tarias focicando... ¿Has pensao en hacerle una visita al oculista?... cagonross

      Eliminar
  3. Que buena, compañeros.
    Y muy buena info.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias compañero... solo faltabas tu.

      Eliminar
  4. Oye Fer... a ver cuándo me cambias un corredor de estos guapos por una esquiada...
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toy en casa disponible las 24 h esperando que alguien me llame.

      Eliminar
  5. Muy buena fieras. Da gusto como explicas las actividades, tengo que tomar nota. Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Edu, a veces pienso que doy demasiada info, matando con ello un poco las aventura.

      Eliminar
  6. Muy buen reportaje y genial actividad Fernando. Una pregunta,para la goulotte de arriba,cuantos tornillos precisasteis? Un saludo de un seguidor de tu blog.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Anónimo ja, ja. La goulotte la solventamos con un par, pero se podría meter alguno más.
    Un saludo y que la disfrutéis.

    ResponderEliminar