estadisticas

martes, 21 de noviembre de 2017

"Sin aspiraciones a nada" en las Peñas del Prado

 Aprovechando las benévolas temperaturas que nos ofrece este otoño, Con Pedro y Carlos como compañeros, me he acercado de nuevo a la cara sur de las Peñas del Prado. 
En esta ocasión, nos hemos decantado por "Sin aspiraciones a nada". Vía que ya habíamos recorrido en nuestros inicios, pero esquivando el largo de 6b+ por "Lago de luna" en aquella ocasión.
El recorrido, predominantemente de placa en adherencia, se encuentra bastante equipado con parabolts. Siendo necesario llevar un buen juego de empotradores para reducir alejes y montar algún relevo.


El primer largo (20m) surca una gran placa de canalizos (IVº+) protegida con dos parabolts. El relevo se lleva a cabo con dos parabolts sobre un marcado hombro (1ª reunión de "Lago de luna").


En la segunda tirada (35m) salimos verticalmente de la reunión  por  una placa (Vº)  protegida por dos parabolts hasta situarnos bajo un techo. 


Superado este (6a+) protegidos por dos parabolts , afrontamos un segundo techo más pequeño (Vº) protegido con otro parabolt. Más fácil de afrontar este último por la derecha. 
Continuamos por terreno más sencillo hasta una vira donde montamos el relevo sobre dos parabolts (3ª reunión de "Lago de luna").


El tercer largo (30 m) transcurre por una fina placa de adherencia (Vº+). Protegida con seis parabolts  que en algún momento nos pueden parecer un poco alejados. La reunión se monta sobre dos chapas en una pequeña repisita hacia la mitad de la placa.


En el cuarto largo (35m) continuamos  navegando por la placa con finos pasos de adherencia. las mayores dificultades se encuentran al comienzo de la tirada (6a+). A partir de la 2ª chapa el grado se relaja (Vº+). El largo esta protegido con seis parabolts entre los que corre el aire. 


La reunión se monta sobre dos chapas en una vira (5ª reunión de "Lago de luna")


Para afrontar el quinto largo (40m) debemos destrepar por la vira (IIº) hacia la derecha unos metros hasta situarnos en la base de un marcado diedro donde montaremos reunión sobre empotradores.
Remontamos el diedro (Vº+) en su totalidad, hacia su mitad hallaremos un clavo.. A su fin, giraremos a la izquierda siguiendo la linea de chapas a buscar un diedro -fisura más pequeño que recorreremos en bavaresa. 


Por encima de este, haremos una corta travesía hacia la izquierda que nos introduce en la placa (6b+) de adherencia que recorreremos hasta alcanzar un techo. Donde en su margen derecho, montaremos el relevo sobre empotradores. 



Para alcanzr la arista, aun nos resta un último largo de 45m. Superado el techo (IVº), recorreremos un marcado espolón (IIIº/IIIº+) hasta alcanzar la arista. Donde montaremos la última reunión sirviendonos de la ingente cantidad de bloques que atesora.


 El descenso, como es habitual en esta parte de la pared, lo llevamos a cabo por el rapel volado de "Senda vertical".


Una breve rehidratación en casa Ezequiel y raudos y veloces de vuelta para la tierrina. Esta noche tenemos un concierto de 5º grado con "Los brazos". El grado en el que mejor me desenvuelvo. los 5 grados de las mahou que me voy a tomar je, je.

                                                              Rock n´roll, baby!






miércoles, 1 de noviembre de 2017

"La cuenta atrás" en las Peñas del Prado

 Cuando ya parecía que las Peñas habían dado todo de si, a finales del verano del año pasado, Borja Araque y Alejandro Rodriguez abrían un nuevo recorrido.
Vía de grado asequible e itinerio lógico y variado en los pasos. La vía cuenta con escasa equipación fija. Siendo posible protegerla perfectamente mediante empotradores en todo su recorrido. 
Resumiendo, Vía bonita y disfrutona, recomendable al ciento por cien y que a nuestra forma de ver, sera recorrida con asiduidad.


El comienzo de la vía se encuentra situado un poco a la derecha de la vira por la que se inicia "Smorga". Bajo un puente de roca lazado con un cordino naranja, bien visible desde  el suelo.


Una vez alcanzado este (IVº), continuamos enlazando paños de placa (IVº+) con tendencia a la izquierda sirviéndonos de referencia otros dos puentes de roca lazados.


Montando el relevo sobre empotradores en un nicho situado a la derecha de un pequeño prado colgado.


En el segundo salimos con tendencia a la derecha a protegernos en un puente de roca (Vº). Después volvemos hacia la izquierda a buscar una marcada fisura (Vº+) por la que progresamos hasta situarnos bajo un murito de huecos (6a) protegido por un parabolt.


Progresando por este alcanzamos una fisura (Vº) por la que en bavaresa alcanzamos un techo. Montando la reunión en su margen derecho sobre un parabolt que facilmente reforzaremos.


Salimos en la tercera tirada en travesía a la derecha bajo el techo (IVº+/Vº) hasta alcanzar una fisura protegida por un clavo en su inicio.


Progresando por esta (Vº), alcanzamos  primero una pequeña placa (Vº+), para por terreno más sencillo (IVº+)  situarnos bajo un pequeño desplome que bordeamos por su margen derecho. Por encima de este en una corta travesía en adherencia (Vº+) alcanzaremos una repisa donde montaremos el relevo sobre un parabolt y un clavo.


En el cuarto largo salimos por un murito de huecos (Vº+) diagonalmente hacia la izquierda hasta alcanzar una vira. Continuamos a continuación verticalmente por una fisura ((6a) protegida en su inicio con un clavo. Para cambiarnos en travesía de adherencia a la derecha a buscar un puente de roca. Esta travesía esta protegida por un parabolt. Nosotros no lo utilizamos, pues nos pareció más complicado ir a chaparlo, que pasar bajo él en adherencia.


Progresando a continuación verticalmente por un murito (Vº+) ligeramente en su inicio hasta alcanzar un diedro (IVº+).


 A su final, subiendonos por su lomo derecho alcanzamos una amplia terraza. Por la margen superior izquierda de esta alcanzamos el espolón por donde viene "Septimo cielo". Compartiendo con esta última, la reunión sobre dos parabolts.


Aquí se terminan las dificultades. Una corta trepada (IIIº/IIº) por terreno sencillo nos depositara sobre la arista. Desde la que podremos apreciar los graves efectos de la falta de lluvia en los embalses de la cordillera. Están bajo mínimos.


Despues, para no perder las buenas costumbres, rapel rapido por "senda vertical" y raudos a hidratarse a casa Ezequiel.

sábado, 16 de septiembre de 2017

"El paso horizontal" en el Urriello

Viernes 8 de septiembre, día de Asturias, el amanecer nos sorprende  con un cielo despejado sobre el collado Pandebano.  En esta ocasión, mis conpañeros de fatigas son Cristina y Chema, con los que hace  ya mucho tiempo que no comparto cuerda. Hoy, se cumplen diez años de la primera ascensión al Picu de Cristina y esperamos celebrarlo en su cumbre.


En su cara sur, Intentando huir de la masificada "Directa", desviamos la mirada un poco a su derecha,
La vía del "Paso horizontal". 
Vía bonita de grado agradable. Cuenta con todas las reuniones montadas sobre parabolts, excepto la situada bajo el desplome de la "Teo" que se realiza sobre clavos. En su recorrido solamente encontraremos algún seguro instalado (clavos y puentes de roca lazados) en la travesía y al final del largo que la precede. Siendo el resto del recorrido facilmente protegible mediante empotradores (friends grandes preferiblemente)


Arrancamos en el primer largo en el margen  más derecho de la cara sur, donde la pared da vuelta a la cara este, bajo un marcado diedro. Subiendonos nada más salir sobre el lomo derecho de este (IIIº+) salimos a un fácil placa. Donde montaremos el relevo sobre dos parabolts con argolla en una terracita inclinada bajo un diedro-chimenea.


En la segunda tirada salimos por la derecha de la reunión por una placa de canalizos (IVº). Primero pegados al diedro-chimenea que delimita esta por su derecha, para luego ir ascendiendo con tendencia a la izquierda a montar la reunión  de nuevo sobre dos parabolts con argolla.


en la tercera tirada salimos  verticalmente por una marcada placa de canalizos (IVº) hasta alcanzar una terraza. 


En su margen izquierda, se encuentra el pasaje más complicado (Vº/Vº+) de la jornada.  Una pequeña  panza en fisura desplomada, Más que por dura, por rara.


Superado este obstáculo, progresamos por su interior hasta alcanzar el desplome de la "Teogenes" donde montamos el relevo sobre clavos rerforzables.


En el cuarto largo llevamos a cabo hacia nuestra izquierda una aérea travesía (IVº) sobre la cara sur. Primero  descenderemos unos metros, para luego avanzar practicamente en horizontal por un muro de huecos donde siempre encontraremos buena presa para manos y pies.


Unos metros antes de alcanzar la" directa de los Martinez" ascenderemos en vertical apenas cinco metros para montar el relevo en un nicho sobre dos parabolt con cadena. Siendo este relevo  compartido con la tercera reunión la "Directa"
En el recorrido encontraremos tres clavos y varios puentes de roca, siendo fácil proteger el resto de esta con empotradores.


En el quinto largo continuamos por la "sur directa". Verticalmente enlazamos canalizos (IVº+)para salir a la izquierda hacia un nicho al alcanzar el circo.


La reunión se lleva a cabo sobre dos parabolts con cadena.


el sexto largo es una sencilla trepada (IIIº) por una placa tumbada surcada por adherentes canalizos. Pero, viendo el trafico existente no conviene hacerlo desencordado. La reunión de nuevo la montamos sobre dos parabolts con cadena.


Alcanzando la cumbre finalmente tras una breve trepada a la arista (IIº), celebramos con Cris su décimo aniversario de idilio con el rey de Picos y que con toda seguridad celebrara muchos más.


Y como no hay celebración sin un buen ágape, Cris nos obsequia con unas delicias del país que ponen el broche a una gran jornada. Aun nos sorprendera de nuevo al regresar a Arenas de Cabrales con una cena digna de un Arzak.

domingo, 13 de agosto de 2017

"Sangre, sudor y lagrimas" en las Hoces de Vegacervera

De nuevo nos vemos remojando los pies en el río Torio para alcanzar la pared de la Nani en las Hoces de Vegacervera. Nuestro destino "Sangre, sudor y lagrimas". Je,Je... el nombre no es precisamente de los que me levantan el animo. Al llegar a pie de vía, de vuelta a cruzar el río, nos hemos dejado en el coche las cintas.


La vía, cuenta con reuniones equipadas para rapelar , así como protegidas sus placas con parabolts. Siendo necesario contar con un juego de friends para proteger fisuras y alejes entre seguros.


El arranque, es sin duda el pasaje más duro de la vía . Entrar a una placa en adherencia protegida por dos chapas. A continuación nos encontramos con un corto muro de canalizos (6b)  protegido con otro parabolt. Superado este continuamos paralelos a la chimenea de la "Hernán llanos" por una placa de agujeros (Vº)  :


Superamos un pequeño extraplomo (6a) protegidos por chapa y poco después placa arriba alcanzamos la primera reunión.


Salimos en el segundo largo por un canalizo (Vº+) con tendencia a la izquierda a buscar un parabolt.
Desde este, realizamos una travesía en fácil adherencia hacia la derecha a buscar una gran fisura abierta.


Nada más encaramarnos a ella, la abandonamos por la placa de la derecha (IVº+) a buscar el segundo parabolt con que cuenta el largo. Después, con ligera tendencia a la izquierda alcanzamos la reunión sobre una pequeña repisa.


La tercera tirada parte  en la vertical de la reunión por una placa (Vº) protegida por dos parabolts. Después por terreno más sencillo (IVº+) de auto-protección alcanzamos un pequeño nicho con un clavo.


Por encima de este, una placa de adherencia (6b+) perfectamente asegurada constituye el último obstáculo para alcanzar la reunión. Par mi, como dice el amigo Angel Castro, ha sido una placa de acerencia je, je.


En el cuarto largo partimos por una marcada chorrera negra (IVº+) a buscar una marcada fisura en extra-plomo protegida en su inicio por tres parabolts.


Por encima de esta seguimos por fáciles fisuras con tendencia a la izquierda hasta la base de un muro donde se ubica el cuarto relevo.


salimos verticalmente en el quinto largo (Vº) hasta alcanzar el cuarto parabolt. Desde este último, llevamos a cabo una fina travesía hacia la izquierda (6a+).


Para a continuación proseguir verticalmente (Vº) hasta alcanzar unos metros más arriba el relevo.


Nada más comenzar el último largo comienzan a caer gotas. Nos olvidamos de tomar fotos y corremos para abandonar la pared por arriba.  Nada más salir superamos un resalte (6a) protegido por dos parabolts. Después continuamos enlazando cómodas fisuras (Vº) hasta alcanzar la última reunión. Recogemos y  nos vamos a buscar los rapeles de "Levitación trascendental" por los que nos descolgamos hasta el suelo.
    Y vuelvo a cruzar el río a recuperar una cinta que se me ha caído desde el quinto largo. Al menos no hago el viaje en balde y regreso con ella.