estadisticas

domingo, 13 de agosto de 2017

"Sangre, sudor y lagrimas" en las Hoces de Vegacervera

De nuevo nos vemos remojando los pies en el río Torio para alcanzar la pared de la Nani en las Hoces de Vegacervera. Nuestro destino "Sangre, sudor y lagrimas". Je,Je... el nombre no es precisamente de los que me levantan el animo. Al llegar a pie de vía, de vuelta a cruzar el río, nos hemos dejado en el coche las cintas.


La vía, cuenta con reuniones equipadas para rapelar , así como protegidas sus placas con parabolts. Siendo necesario contar con un juego de friends para proteger fisuras y alejes entre seguros.


El arranque, es sin duda el pasaje más duro de la vía . Entrar a una placa en adherencia protegida por dos chapas. A continuación nos encontramos con un corto muro de canalizos (6b)  protegido con otro parabolt. Superado este continuamos paralelos a la chimenea de la "Hernán llanos" por una placa de agujeros (Vº)  :


Superamos un pequeño extraplomo (6a) protegidos por chapa y poco después placa arriba alcanzamos la primera reunión.


Salimos en el segundo largo por un canalizo (Vº+) con tendencia a la izquierda a buscar un parabolt.
Desde este, realizamos una travesía en fácil adherencia hacia la derecha a buscar una gran fisura abierta.


Nada más encaramarnos a ella, la abandonamos por la placa de la derecha (IVº+) a buscar el segundo parabolt con que cuenta el largo. Después, con ligera tendencia a la izquierda alcanzamos la reunión sobre una pequeña repisa.


La tercera tirada parte  en la vertical de la reunión por una placa (Vº) protegida por dos parabolts. Después por terreno más sencillo (IVº+) de auto-protección alcanzamos un pequeño nicho con un clavo.


Por encima de este, una placa de adherencia (6b+) perfectamente asegurada constituye el último obstáculo para alcanzar la reunión. Par mi, como dice el amigo Angel Castro, ha sido una placa de acerencia je, je.


En el cuarto largo partimos por una marcada chorrera negra (IVº+) a buscar una marcada fisura en extra-plomo protegida en su inicio por tres parabolts.


Por encima de esta seguimos por fáciles fisuras con tendencia a la izquierda hasta la base de un muro donde se ubica el cuarto relevo.


salimos verticalmente en el quinto largo (Vº) hasta alcanzar el cuarto parabolt. Desde este último, llevamos a cabo una fina travesía hacia la izquierda (6a+).


Para a continuación proseguir verticalmente (Vº) hasta alcanzar unos metros más arriba el relevo.


Nada más comenzar el último largo comienzan a caer gotas. Nos olvidamos de tomar fotos y corremos para abandonar la pared por arriba.  Nada más salir superamos un resalte (6a) protegido por dos parabolts. Después continuamos enlazando cómodas fisuras (Vº) hasta alcanzar la última reunión. Recogemos y  nos vamos a buscar los rapeles de "Levitación trascendental" por los que nos descolgamos hasta el suelo.
    Y vuelvo a cruzar el río a recuperar una cinta que se me ha caído desde el quinto largo. Al menos no hago el viaje en balde y regreso con ella.



1 comentario:

  1. Enhorabuena, .bonita vía, que no os asuste el nombre... Yo soy quien a abrio y equipo la vía junto a mi compañero Luis,. Yo soy Óscar Fernández. Su nombre es por los inconvenientes y trabajo que nos trajo la vía. La vía la abrimos con un montón de peso a cuestas, abrimos desde abajo con un taladro de gasolina, parabols chapas y un montón de material aparte de gasolina para el taladro. Por eso lo del sudor, la sangre es por consecuencia de el accidente que sufrí yo en su apertura, situado en la reunión anterior al desplome de la fisura después de la placa de adherencia, mientras mi compañero luis estaba colgado de un estribo y taladrando. Se giró y un bloque de roca se desprendio golpeándome de lleno mientras le estaba asegurado en la reunión, tardamos más de 5 meses en recuperarme y poder volver a retomar la apertura, por eso el nombre de sangre sudor y lagrimas. Espero que la vía os gustara, y que disfrutaseis de ella. Un saludo Óscar

    ResponderEliminar