estadisticas

domingo, 12 de julio de 2015

"Encuentro inesperado" en las Hoces de Vegacervera

Hoy de nuevo, nos hemos acercado hasta las Hoces de Vegacervera. Contrariamente a lo esperado, dado el buen tiempo reinante, apenas las compartimos con otro par de cordadas.
En esta ocasión, nos decidimos por una de las grandes clásicas de la zona, situada en el espolón del puente sur, "Encuentro inesperado" y que incomprensiblemente ni Pedro, ni el que escribe, hemos recorrido anteriormente.


La vía altamente recomendable, se encuentra parcialmente equipada en reuniones y donde no es posible mediante empotradores. Cuenta con una roca compacta y gran variedad de pasos en su recorrido, placas, bavaresas, desplomes, etc..


 Tras  descender al  río, ascendemos en el primer largo por una marcada canal (IIIº+) con abundante vegetación.  Continuando por ella a tope de cuerdas (60m), montando la reunión en un par de puentes de roca bajo una placa.


En la segunda tirada partimos por la susodicha placa (Vº+) en travesía diagonal ascendente hacia la izquierda con finos pasos de adherencia a coger una fisura bavaresa  visible desde la reunión. La placa se encuentra protegida mediante cuatro parabolts.


 Continuamos verticalmente por la fisura, que protegemos facilmente mediante friends y en donde encontraremos dos viejos clavos por toda equipación, hasta salirnos por la izquierda ya por terreno más fácil  a una terraza donde montaremos el relevo sobre dos spits.



Salimos en la tercera tirada, siguiendo la fisura en bavaresa (IVº+/Vº-), facilmente protegible mediante empotradores.  



 Abandonandola por la placa de la derecha a la altura del único clavo con que cuenta el largo como equipación. La reunión se monta en un nicho sobre dos parabolts.


En el cuarto largo (6a), abandonamos el nicho por el desplome de su lado derecho. Siguiendo un diedro fisurado con tendencia hacia la derecha, protegido mediante cuatro clavos. Terminado este, continuamos verticalmente a buscar un marcado diedro donde un spit nos indica donde montar el relevo. Este, se monta sobre empotradores en las fisuras de la cara derecha del diedro.


Solamente nos resta para concluir la vía, abandonar el diedro por su margen derecho y continuar por terreno fácil (IIIº/IIIº+) sobre un  espolón hasta encontrarnos con un gran bloque lazado en la parte más alta


Para descender de nuevo a la carretera, lo normal es destrepar por la vertiente contraria unos metros fáciles hasta  encontrar la reunión superior de "Levitación trascendental" y bajar mediante tres rapeles. 


Nosotros, que últimamente hemos sufrido algún percance en los rapeles al tratar de recuperar las cuerdas,  tras infructuosamente buscar un posible descenso andando, optamos por los conocidos rapeles de "Santa imagen".



2 comentarios:

  1. Otra clásica imprescindible de las Hoces y, como dices tú," las clásicas hay que hacerlas todas".

    Para bajar de ese paño, hace tiempo que utilizo los rápeles de "Hight Fly". Me explico: El primero, desde la canal del final del Encuentro hasta la canal donde confluyen la Atila, la Ramonín y la Levitación y desde ahí, en vez de bajar a la primera reunión de Levitación (encima de una gran entosta adosada), bajo un poco más, hacia la izquierda según se mira a la pared, hasta un nicho con dos paraboles con argolla plateados. La cuerda cae casi en desplome y esquiva las traidoras (y deliciosas de escalar) lajas de Levitación. Desde el nicho, se llega al suelo en otro rápel.

    Un saludo y recuerdos desde Pucela.

    Kike

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la info.
      Un abrazo, maquina.

      Eliminar